El 12 de octubre de 1492.

El 12 de octubre.

Cuando los trasatránticos llegaron a las costas orientales de este Continente, desconocido hasta entonces para ellos, pero bien conocido de los Dioses Inmortales, y entraron en contacto con sus dos grandes imperios, el Azteca y el Incaico, el grado de civilización material y la cultura intelectual de los Europeos Occidentales eran, en muchos aspectos, inferiores a los de aquellos con los que se enfrentaban. Esta verdad elemental se deduce así por los relatos admirativos de los invasores, pues si se admira es porque se ha encontrado algo superior a lo conocido, como por el posible desprecio que concibieron para estos extrógenos las élites cultas, que fueron de lengua Nahúalt, Maya o Quechua. La Europa Occidental, en efecto, no había hecho aún aquel gigantesco “salto adelante” que era reservado para los siglos XVII y XVIII y el que fue directa consecuencia de su extraordinario y vertiginoso enriquecimiento a costillas de los tres continentes mayores. En lo material, es cierto y particularmente en lo referente a las armas ofensivas que emplearon tuvieron siempre superioridad, pero es observar que los inventos que utilizaron y los que con diabólico genio habían convertido en armas de agresión, no se debían por mayor parte a su creación: el caballo fue primitivamente domesticado por los Mongoles; la pólvora, la brújula y el estribo fueron inventados en China; la bombarda y luego el cañón derivaron de los “sifones” que lanzaban el “fuego griego”, que durante largo tiempo el secreto de los bizantinos y estos mismos fueron los únicos que en la Edad Media cultivaron la ciencia de la estrategia y de la táctica, en un espíritu exclusivamente defensivo.

Dr. Norberto de Castro y Tosi.
(Los caciques de Costa Rica bajo la monarquía española, Colección Norberto de Castro, Tomo IV).

Comments
2 Responses to “El 12 de octubre de 1492.”
  1. William Rojas V dice:

    Cierto el “bravaje” Español, pero una lucha que a penas comienza es el rescate de la Cultura Incaica, Azteca y Maya. Ya que es nuestra verdadera identidad y hay mucho bueno que traer a los tiempos modernos.

    • jorgehjimenez dice:

      Aceptar creativamente nuestra historia favorece el desarrollo cultural de nuestra sociedades, para eso un conocimiento profundo y exaustivo de nuestras raices culturales indígenas y europeas son necesarias. Es una contraria actitud a la de condenar y satanizar al ancestro español, al mismo tiempo que nos avergüenza nuestra pertenencia a la etnia autóctona, y nos hace ser pretenciosos de nuestra genealogía europea como un símbolo de estatus que nos eleva sobre nuestros coterraneos. Somos una progenie de nuestros padres españoles y nuestras madres indígenas y debemos aceptar nuestra historia, llena de inequidad y de violencia, como todo proceso de conquista que se ha dado a lo largo de la historia mundial, pero también llena de heroísmo y de valentía, de comprensión y de asimilación de la nueva cultura que se nos impuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Lo que leemos

A %d blogueros les gusta esto: